Rss Feed
  1. Shut the fuck up. You don't wanna look desperate.

    jueves, 22 de noviembre de 2012

    “Help, I have done it again. I’ve been here many times before.
    Hurt myself again today, and the worst part is there’s no one else to blame.”

    Podría habérselo dicho a alguien. Pero ¿qué podría haber dicho en realidad? ¿"Hola, ¿cómo te va? ¿Bien? A mí no tanto, acabo de hacer cosas muy desagradables, así que, por favor, siente todo el asco que puedas y no olvides compadecerme y fingir algún tipo de preocupación que luego olvidarás al salir, gracias."? No. En la teoría podría haber hablado, pero no en la práctica. Aún después de tanto tiempo me cuesta hablarle a un sujeto definido acerca de mí, sobre todo al tratarse de cosas negativas: cuando se verbalizan parecen más reales, sí, pero también más nimias, más tontas. Los motivos se reducen y, en vez de explicar algo razonable, siempre me encuentro mencionando estupideces que, pienso entonces, debí haber procesado mejor antes de haber conjugado en mi cuerpo el verbo destructivo.
    No puedo justificarme. Estoy demasiado cansada para responder mis propias preguntas.

    No sé qué ocurrió. O quizá sí, pero no me apetece mencionarlo. Después de esto sólo me quedan la sed y las ganas de dormir infinitas.

    Supongo que decir que "mañana será otro día" es pleonásmico y poco inteligente, pero habrá que hacerlo por esta noche. Luego encontraré otra excusa barata. 



  2. 1 comentarios:

    1. Alice Blue dijo...

      Nat, qué pasa? Esa necesidad de dormir no es normal....
      Besos

    Publicar un comentario