Rss Feed
  1. It's not written in stone.

    lunes, 15 de abril de 2013


    “Me alegro de que sea niña. Pero confío en que sea tonta…, lo mejor que le puede pasar a una niña en este mundo es ser una hermosa tontita.”

    He querido poner algo diferente para empezar. La frase es de El gran Gatsby, de Scott Fitzgerald, cortísima obra que, por cierto he amado con pasión y desenfreno. Lo recomiendo sin dudarlo.

    Cómo odio los lunes. Y hoy, como plus y casi literalmente, me llovieron las siete plagas: lunes de levantarse antes de las 5 am. y correr para llegar a tiempo a clase. Salí de casa cinco minutos tarde, lo suficiente para no alcanzar a tomar el bus vacío. Llovía. Repito: llovía. Cuando subí al bus, la sombrilla no cerraba. Mr. Bean en versión femenina, digamos, para ilustrar mejor el asunto. Entonces dejó de llover para empezar a diluviar. Bajé del bus, abrí la sombrilla, caminé dos cuadras... y nadie adivinará lo que sucedió a continuación: pues sí, como en las caricaturas, al mejor estilo de El correcaminos, la sombrilla empezó a desbaratarse a trocitos, sin que yo pudiese impedirlo. Me mojé el alma. Llegué con el cabello hecho un desastre a clase, pero solté una risa fresca y dije 'me tomo un café y ya fue'... antes, claro, de verificar mi billetera y recordar que había dejado el dinero en el pantalón negro que usé el sábado. Mojada, hambrienta y deshauciada. Posterior a ello se me cayó la comida, me estrellé con una puerta y estuve por resbalarme en un pasillo, sucesos en los que hubo testigos haciendo eco de mi torpeza con sus carcajadas. Yo también me reí, y es que tampoco iba a dedicarme a hacer escándalo porque ¿de qué iba a servir? He tenido un día tan caricaturesco, casi gracioso, que estoy segura de que no se me va a olvidar. Sin embargo, me alegra que haya terminado.

    Fui al consultorio a llevar mis exámenes. Me dijeron que posiblemente tenga artritis juvenil por herencia de mi madre desarrollada únicamente en las manos, que quizá la tenía 'dormida' y que alguna situación de estrés la activó, y ahora debo practicarme algunos exámenes para dar con el punto exacto, porque de todas maneras nadie se atreve a afirmar nada todavía. Después de eso hemos ido por ahí mamá y yo, y acabamos comprando unos zapatos para el gimnasio. Mañana iré por primera vez, aunque me da algo de vergüenza. Me gustaría poder tomarme una foto y ponerla aquí, pero no estoy segura de salir bien, así como tampoco estoy segura de que vaya a sentirme cómoda haciendo ejercicio entre tanta gente, pero por algo debo empezar.
    Hace un rato quise saltarme la cena porque me sentía un poco mal, pero mi madre se percató de ello y, aunque no tiene motivos para enfadarse, prefiero dejar que me vea comer, porque tampoco es que valga mucho la pena discutir por nimiedades, menos ahora que no es que nos veamos mucho que digamos.
    He estado recibiendo las notas de los últimos exámenes: no puedo quejarme porque, si bien no fueron perfectas, tampoco fueron malas. No obstante, intentaré esforzarme un poco más para los siguientes que, por cierto, empiezan de nuevo en un mes y medio.

    No pasé mucho tiempo con mi chico hoy, pero estuvimos un rato juntos... y, bueno, verlo siempre me anima porque no tengo que actuar forzado ni intentar proyectar una imagen amable de mí porque puedo ser todo lo estúpida, tostadita o cursi que necesite/me surja ser... y sé que no va a importar, así que también me molesta un poco tener que despedirnos. Él no es el relleno de mi rutina, sino el premio por sobrevivir a ella. 

    Estoy algo cansada, pero es mejor escribir un poco más seguido, porque así no pierdo tanto el hilo. Qué irónico, ¿no? Perder el hilo de la propia historia.
    Ah, y anoche todo acabó bien. 

    Un abrazo.



  2. 2 comentarios:

    1. Nana Monster dijo...

      Jajaja un día tragicómico. Que bueno que lo tomes con humor, yo soy más bien histérica o sensible, probablemente me hubiese puesto a llorar.

      Por otro lado me parece genial que empieces algo, cuando vayas al gimnasio vas a ver que cada uno está en su mundo, presionandose a sí mismos o liberando estrés, lo que menos tiene que preocuparte es la gente :)
      Un beso y suerte♥

    2. Anónimo dijo...

      Linda!! Te vuelvo a encontrar ahora que actualizaste :)
      Qué día!!! Suele pasar que una se siente una caricatura, pero hiciste muy bien en reírte, no es algo para destrozar la autoestima :)

      ¿Cómo estás con el resultado del examen? ¿Tomarás alguna medicación?
      Me alegra que tengas a tu chico y lo disfrutes, que te haga bien.

      Un beso grande :)

    Publicar un comentario