Rss Feed
  1. No puedo, simplemente no puedo. Me pregunto una y otra vez cómo fui capaz, cómo me dejé deslumbrar. Desde que me levanté estuve mirando el teléfono cada cinco minutos a ver si algo había pasado y J me había escrito y no escuché la notificación. Debo tener una úlcera, estoy desesperada y apenas he dormido a intervalos de un par de horas. Le escribí esta mañana y dijo que necesitaba estar solo, que era mejor que dejáramos de hablar. Sé que no sabe lo mucho que está matándome ésto, pero no voy a recordárselo. Así que apagué el teléfono, traje el frasco de Prozac y un yogurt, porque he tenido náuseas todo el día a pesar de que apenas he comido, pero sé que es esa sensación de nervios, de vacío, y tal vez pueda calmarme. Me duele la cabeza. No me he hecho daño porque sé que va a parecer que intento manipular a alguien, pero la verdad es que estoy rogando al cielo un poco de determinación para presionar la cuchilla y dejarme ir... porque simplemente no puedo. No soy una persona fuerte, no estoy acostumbrada a cometer errores de esta magnitud y no sé qué hacer. La desesperación no es la mejor consejera, pero ¿qué tal la migraña y lo mucho que me cuesta respirar? Siento... siento que ni siquiera merezco que el aire entre a mis pulmones. Un poco de valor, sólo necesito eso, para sangrar. Recuerdo las ganas de vomitar, el desdén, la extrañeza del momento, y daría cualquier cosa por olvidarme de eso. Quiero acabar lo que queda de Prozac y dormir para evitar seguir llorando a solas queriendo morirme. ¿Servirá? No sé, he soñado con J y en mis sueños está todo bien y no hay nada tan duro como despertar. Estas cuatro paredes me han visto llorar más por él que por cualquier otro ser humano en la tierra, pero esta vez no fue él, esta vez fui yo.

    No puedo más. No quiero seguir aquí. No quiero seguir despierta. 

  2. 1 comentarios:

    1. Aay cielo, qué triste me pone leerte así... Con lo guapa que seguro eres y lo increíble que debes ser. Me gustaría conocerte y hacerte ver todo lo que vales... No quiero que pienses en cortes ni en no merecer aire.... Debes recordar que sólo tú eres dueña de tu vida. Te hará daño lo que te haya dicho J, claro que lo entiendo. Yo también he tenido sueños como esos y también he despertado, pero siempre me he antepuesto a mí a los demás. Porque hasta la persona más tímida y más sencilla tiene mucho que ofrecer al mundo. Todos nacemos por algún motivo. Y las personas chulas o con determinación darán la cara más veces que las tímidas o las calladas. Pero eso no significa que sean mejores ni que valga más la pena escucharlas a ellas. Espero que te haya quedado claro: vales mucho más de lo que quieres demostrar.

    Publicar un comentario