Rss Feed
  1. I'm back from England!

    sábado, 16 de agosto de 2014

    Hace exactamente una semana estoy de regreso en Bogotá, y he pensado un millón de veces en qué escribir en el post de regreso. Sobre todo porque sucedieron tantas cosas que no sabría por dónde empezar o qué resaltar, así que voy a poner algunas fotos, acompañadas de pequeñas notas, y eso contará toda la historia.


    Aeropuerto de Heathrow, Londres Ya iba en el coach de camino a Bournemouth. Tuve que comprar el ticket en el aeropuerto, después de comprar una sim card para poder tener datos durante el mes en Inglaterra. 


    Coach station. Llegué a Bournemouth desde Londres el sábado 5 de julio a las 10 pm., y así lucía.
    Primer día, domingo en la mañana. Bajé a desayunar y, como lo que se paga por la estadía en casa de cada host family no incluye el almuerzo, salí después a Castlepoint a comer con la chica suiza con la que vivía. Ambas llegamos el mismo día. Me comí la peor lasagna de mi vida, y eso me hizo sentir terriblemente triste.

    Garden, Bournemouth. Este es el parque emblemático, antes de llegar a la playa. Ese globo, el famoso Balloon, está disponible para que la gente suba en él. Lo que sucede es que es bastante caro.

    Mi casa quedaba muy lejos de la escuela, por lo que tenía que caminar diez minutos hasta la parada de autobús y tomar uno de esos. Pero, como cada trayecto cuesta aproximadamente 1,60 libras, compré este ticket que me permitía subir cuantas veces quisiera en el día, durante siete días, por diecisiete libras.

    Esta es la casa donde vivía, en la ventanita superior derecha más pequeña. Una habitación grande, con un baño que compartía con quien viviese en la otra ventanita. Sin embargo muy cómodo y limpio todo.

    Vista desde mi habitación.
    Este es el centro de Bournemouth. Hay algunas tiendas, casas de cambios, bancos, más tiendas...
    Mi primer día en la playa.

    La playa. El Pier a la izquierda.

    El helado llega en bote.
    Ah, estuve en París.

    El Pont Neuf. Sí, está que se cae por el peso de los candados. Y sí, todo se ve exactamente como el final de Los Ilusionistas y como en toooodas las películas desarrolladas en París.

    Fui al Louvre. Mucho escándalo por la Mona Lisa. Nada más llegar a París me pasó de todo: el cajero se tragó mi tarjeta débito, me quedé sin dinero y, señoritas, empecé a sangrar. Me bajó. En el Louvre. Imagínense la escena. Una MIERDA. Odié París, por cierto Y París me odió. Plus: París huele mal.

    Por supuesto, no me podía ir sin comer Crepes en Monmartre.
    De vuelta en Bournemouth, relajada y contenta porque dejaba de lado el francés y de nuevo entendía a la gente, me fui de fiesta el martes siguiente. Y así iba vestida.
    Quería ir a otro lugar, y podría haber ido a Ámsterdam, pero... ¿qué tal experimentar un poco más cerca y en un lugar donde, si pasaba algo pudiera darme a entender? Pues menos mal elegí Stonhenge, porque de nuevo me perdí y el coach me dejó. Por fortuna, algo pasó y, aunque me quedé sin ir a Bath, pude ir a casa de vuelta en tren.

    Ahora... ¿qué tal un poco más lejos? ¡Sí, Londres! Mi lugar favorito. La gente es muy amable (no como esos franceses, malditos franceses) y, aunque la ciudad no es tan limpia como algunas otras ciudades pequeñas, lo disfruté.
    Big Ben, Westminster.
    London, National Gallery.
    London.

    Monumento a las mujeres de la Segunda Guerra Mundial.

    Un baño público cerca al London Eye. También subí ahí, pero salgo mal en las fotos.
    Vista desde el London Eye.

    Saliendo de fiesta alguna noche.
    Mi cabello. Así de largo está. Tomada en el centro de Bournemouth.
    Cena por el último día de mi amiga suiza. El CIELO hecho pasta.

    Pero antes... ¡¡HELADO ITALIANO!! El cielo hecho helado, lo juro. Nunca he comido uno tan delicioso.
    Mi cerveza y yo durante esa misma cena.
    Un poco antes de irme. Abierto hasta tarde... y eran las 15:05. Estaba cerrado.
    Saliendo de Bournemouth a España.

    Alitas BBQ en el aeropuerto de Bournemouth.


    Helado en Sevilla.

    Plaza de España.
    ¡¡¡Eeespaña!!!

    España.

    Llegando a Bournemouth de nuevo desde España, para irme al día siguiente a Londres y salir desde Heathrow con destino a Bogotá.

    Última noche. Infinitamente bronceada tras ir TODOS LOS DÍAS a la playa. Con una chica suiza de mi clase.

    Y con una española, la única de habla hispana con la que me llevé bien. Esto fue... el último día.

    Luego... regresé a casa. Y de eso hace ya una semana. El cambio más significativo que tuve fue el relacionado con la comida no más miedo. Misteriosamente, todo desapareció. No más odiarme a mí misma: por alguna extraña razón, ahora soy mi amiga. 

    Y me encanta.

  2. 2 comentarios:

    1. Anónimo dijo...

      Nenaa que lindo viaje te mandaste!!!! y salis er bonita en las fotos, te felicito :3
      estoy medio colgada del blog pero ya vuelvo! :)
      me fascino tu pelo, yo quiero tenerlo asi de largo :3
      Un beso enorme!!!

    2. Qué hermoso viaje :D. Además de que como no te conocía (Fisicamente) confirme lo linda que eres. Tu cabello, OMG qué largo y bonito es jajajajaja.
      Espero algún día visitar todos esos lugares. Saludos linda.

    Publicar un comentario