Rss Feed
  1. 1, 2, 3.

    miércoles, 22 de julio de 2015

    1. Recaída. El 10 de julio me lastimé en la muñeca izquierda y ambos lados de la cadera. El 10 de julio me lastimé por última vez. No soluciona nada, nos duele, a él le molesta y es estúpido. Que sea liberador no cuenta: es una sensación pasajera. Así que ya está, se acabó. No puedo seguir haciéndome esto, no puedo seguir haciéndonos tanto daño. Me va a costar horrores, pero lo tengo decidido: no más. Basta de sangre, basta de castigarme una y otra vez por lo mismo.  No sé cómo decir esto porque no hay forma de que suene sensato o inteligente, pero el último corte fue el más profundo y el de la despedida, el castigo final. Y ya fue.

    2. Vacaciones. No salí realmente: fuimos una noche a un bar a ver un partido de fútbol y comer hamburguesa de 2 kgs., a la casa de alguien a ver otro partido, a quedarnos a dormir en casa de mi prima la semana pasada para ver películas y comer pancakes y cualquier cosa. Estuve un día desayunando y almorzando en el campo con mi familia. He pasado días haciendo nada, viendo películas, leyendo... he dormido mucho y pasado tiempo con Lío, mi perrito y el dulce de mi vida. Por supuesto, también con J, siendo feliz a pesar de las discusiones por tonterías. Me regaló el pájaro rojo grande de los Angry Birds, hablamos de todo, le conté cientos de cosas, me abrazó un millón de veces. He intentado no entrar en estado de histeria por nada de lo que haga, estar calmada, pensar en cómo se siente y hacerlo a él mi prioridad porque siempre hay otras formas, porque no puedo decirle que lo amo y hacerle la vida imposible. Presenté el último examen el 14 de julio, el examen que pospuse porque me deprimí y no dejaba de llorar y dormir durante los días que debí haber estudiado para hacerlo en la fecha ordinaria. Una muy buena nota. Estoy más tranquila. 

    3. Sexo. Un rapidito en unas escaleras hace un par de semanas, el martes una habitación y el tiempo necesario. Mi brazo derecho tiene un par de moretones y me duele un poco la espalda. Pasó de todo. Se me revuelven todos los sentimientos cuando pienso en la forma en que él se portó, siempre cuidándome tanto, siempre ahí para mí, tan tierno y tan fuerte. Se me calentó el corazón con cada cosa que hizo, agradecí a la vida mi fortuna y hoy le pedí que viniera a almorzar conmigo porque le compré un regalo. Algo pequeño: un llavero de Hulk que encontré en una tienda de coleccionistas. 

    Estoy bien. Tranquila, feliz, amada, enamorada. 

    Cero preparada para regresar a estudiar, pero hay que hacer lo que hay que hacer.

  2. 2 comentarios:

    1. Me alegro de esa ultima parte y de que los estudios vayan bien. El
      Tema de las autolesiones yo no lo conozco... No sé qué decirte al respecto. Sólo que disfrutes las vacaciones ahora que puedes y que un besazo enorme!!

    2. EmpressO dijo...

      te felicito por dejar de lastimarte, como dices no soluciona nada y más bien te complica las cosas.
      Disfruta el amor y las vacaciones. Un besito!

    Publicar un comentario