Rss Feed
  1. Heavier body, lighter heart.

    martes, 3 de mayo de 2016

    La última vez que escribí estaba llena de ansiedad, aunque por fortuna logré canalizarla, adoptar la filosofía del "un paso a la vez" y no agobiarme tanto. De a poco voy sintiendo que los esfuerzos que hago por obtener buenos resultados académicos dan frutos y he desarrollado (creo) un nivel decente de tolerancia al fracaso. No tengo claro cuándo fue el último día que me corté, pero parece que fue hace más de tres meses y, a pesar de las cosas que han sucedido y del estrés y las veces que he estado al borde del descontrol, no he sentido la necesidad.

    En lo que va de este semestre he tenido algunos problemas respiratorios. Siempre he sido asmática y los cambios de clima de mi ciudad no ayudan en absoluto, así que estuve muy enferma de los pulmones una semana, me incapacitaron y traté de descansar y a la vez adelantar trabajo atrasado. Después de eso retomé y las cosas empezaron a salir mejor. Igual no me confío, y aunque estos dos últimos días no he hecho nada con disciplina, espero poder empezar mañana con buena energía. 

    Hoy me pesé en el gimnasio. 55,7. Se lo mandé a mi novio en un mensaje de Whatsapp con una carita sonriente. ¿Cuándo iba a imaginarme yo que estaría contenta alguna vez por subir de peso? Me siento bien porque me siento fuerte, porque finalmente puedo aceptar mi cuerpo, quitarme la ropa con gusto, comer lo que me da la gana y hacer ejercicio porque entiendo que tengo un compromiso con mi cuerpo, porque la prioridad es estar fuerte y saludable, no lánguida y sin vida. Para ser honesta, hace tiempo no siento el odio que sentía antes, las ganas de hacerle daño y la vergüenza que me producía. J ha sido más responsable de mi progreso que yo misma, siempre animándome a entrenar y llevándome a comer, siempre haciéndome sentir que las dietas no valen la pena, que ser yo es lo más importante. Saberme fuerte, sentir que mis glúteos volvieron a la vida y, aunque de nuevo no pensé jamás que pudiera decir esto alguna vez, no ver ningún thigh gap son cosas que me hacen sentir sexy y segura y ser capaz de disfrutarme (y dejarlo disfrutarme también, hahah).


    En fin, han sucedido muchas cosas lindas e interesantes, pero estoy cansada. Espero que todas se encuentren bien. Un abrazo.

  2. 0 comentarios:

    Publicar un comentario