Rss Feed
  1. Help, I have done it again.

    domingo, 25 de mayo de 2014


    Mis gritos envasados al vacío 
    reventaron al fin.

    Acabaron las clases, empezaron los exámenes y volví a presionarme. Debo haber bajado otros 2 o 3 kgs., mis piernas, mi trasero y mis pechos adelgazaron y, por primera vez, soy consciente de que lo hicieron. Y, sin embargo, sólo quiero vomitar, acariciarme la garganta desde adentro y devolver todo lo que me hace sentir pesada. Anoche estaba en casa y me sentí cansada, así que pensaba dormir un rato, pero duré cosa de una hora dando vueltas y vueltas, muy despierta con los ojos cerrados pensando en la universidad y en lo gorda que me sentía. Cuando me harté de sentirme tan inmóvil y tan consciente, decidí salir a correr dos kilómetros para, por lo menos, cansarme y poder dormir. No funcionó para nada más que eso: seguí sintiéndome fatal y queriendo llorar aunque no me salían lágrimas. Me lastimé otra vez sobre mi ya marcada muñeca izquierda tantas veces como pude antes de cansarme, porque el criterio de suficiencia parecía no funcionar: ni siquiera sangré tanto como necesitaba. 
    Me pregunto si alguna vez seré capaz de dejar esto, de librarme de la sensación de pesadez, de querer hacerme daño. Y me provoca golpearme y preguntarme en qué universo se me ocurrió que podía ser suficiente, que esto iba a acabar, que sería capaz de obtener notas brillantes y ser una excelente novia y una buena hija y...

    Un corte, dos cortes, diez cortes más. ¿Cuál es la diferencia? 


    I have been here many times before.

  2. 1 comentarios:

    1. Anónimo dijo...

      Te entiendo, es dificil sentirse asi. Querer hacerse daño todo el tiempo y lo peor es creer y estar seguras de que merecemos todo el dolor.
      Suerte y animo!

    Publicar un comentario