Rss Feed
  1. Should I?

    sábado, 1 de marzo de 2014

    Estoy de repente muy preocupada: peso 50,5 kilos y siento una necesidad imperiosa, realmente imperiosa, de regresar a los seguros 47. El acuerdo con mi mamá y con la nutricionista radicaba en ese límite: menos de 47 significaba que yo estaba para internarme y más de 47 no me iban a obligar a subir. Pero ahora peso 50,5 kilos, y no parece que pueda con eso. No me siento bien con la idea de seguir subiendo hasta los 51 y los 53 y los 56 y los 60 y perder el control y no saber a dónde va a llegar mi cuerpo y seguir subiendo de peso con la excusa de la recuperación. No quiero llegar hasta allá. ¿Me engañé al intentar esbozar la imagen como algo secundario? Quizá. No quiero bajar quince kilos, sólo... volver a mi número. Sé que puede parecer incomprensible y que es más que probable que tenga problemas por mi propósito, pero lo que nadie puede entender es cómo me agobia sentir la pérdida de control gradual, cuánto necesito situarme en una zona segura. (Y esta vez no pienso mentirte.) No voy a ayunar, pero sí voy a reducir un poco mi ingesta diaria, no de forma que implique estar débil, pero sí significativamente. Por ejemplo, necesito dejar de gastar dinero, y no hacerlo en comidas innecesarias es un buen comienzo. 

    Meta: bajar entre 1 y 2 kgs. en tres semanas, empezando el lunes 3. El viernes 14 me pesaré por primera vez, y el lunes 24 me pesaré de nuevo, y tengo que haber bajado lo propuesto. ¿Qué voy a hacer? Aumentar la cantidad de agua que bebo, reducir las cosas que me llenan e hinchan, como las harinas y demás, comer cosas integrales en pequeñas cantidades a lo largo del día y evitar cenar demasiado. No quiero adelgazar, quiero bajar de peso, borrar ese número, así que me sentiré satisfecha incluso si sólo bajo lo suficiente para regresar al 4.

    Hace mucho tiempo no habría pensado siquiera en subir una foto mía, y mucho menos una en la que mostrara más piel de lo habitual, así que eso representa, de por sí, un progreso. Esta soy yo hoy, tomada con el móvil y recortada, claro, justo después de entrenar y hacer algo más de ejercicio en casa. Hay un lado más curvo que el otro, pero creo que es por la posición en la que me paré: no soy tan desproporcionada. Y mis pechos siempre han sido igual de pequeños, así que...


    Ya iré comentando cómo me va. Puedo, por supuesto, arrepentirme y dejar de hacerlo. Todo puede suceder porque esto no es una camisa de fuerza. Así como la decisión ha surgido de una ráfaga de sensaciones y malos prospectos, la negación puede ser efecto de algunos días buenos y mejores panoramas.

    Un abrazo.

  2. 3 comentarios:

    1. suspiro dijo...

      dale yo te apoyo es horrible ver un numero q no te gusta en la bascula tienes q lograrlo y lo haras si eres constante :)
      animate me gusto mucho la fotoo
      estas con un cuerpo lindo
      un beso

    2. Anónimo dijo...

      Hola, Bittersweet Vermillion. Qué bueno que decidas hacer algo bueno por vos, y que lo hagas por el camino sano. No sabía que estabas en recuperación, eso me alegra, y el número pactado me parece un número bastante bonito.

      Creo que hacés bien en querer cuidar ese número ahora, hay muchas personas que se descuidan y comienzan a subir mucho, lo que las hace caer de nuevo. Tu constancia me parece correcta. Enfocate en tu meta, lo vas a conseguir.

      Tenés una figura muy bonita, por cierto. Ya quisiera yo estar así, tu cuerpo es envidiable de lindo. :)

      Un besote.

    3. Anónimo dijo...

      Te entiendo perfectamente, si yo un dia tocara fondo y estuviera en "recuperacion" jamas quisiera volver al 5, me quedaria en 47 (yo tambien tengo ese numero como el "seguro) :) es bueno que te lo propongas saludablemente y que seas consiente de que no queres subir mas, porque algo que vi que pasa muchas veces con la recuperacion es que se termina engordando incluso mas que en el principio, en muchos casos
      Un abrazo enorme! Tenes mi apoyo :)

    Publicar un comentario