Rss Feed
  1. Too freaking sick.

    jueves, 27 de febrero de 2014

    Desde el viernes he estado un poco enferma, pero sólo hasta el martes en la tarde empecé a sentirme realmente mal, y mi madre y mi novio me llevaron a la clínica, a ver qué pasaba. Después de dos inyecciones y un rato larguísimo que pasé dormida encima de él, resultó que tengo un virus intestinal, así que me dieron medicamentos para controlarlo y para el dolor. Ayer no fui a estudiar y hoy sólo iré a la clase de francés de la tarde porque, aunque me siento terriblemente culpable, no creo que hubiera podido soportar todas las clases como estoy. 
    Tampoco he ido a entrenar y no he hecho mucho ejercicio en casa, pero no me siento muy animada. Es posible que también se deba a que no he podido comer casi nada, pero prefiero guardar un poquito de energía y esperar recuperarme pronto antes de empezar a ponerme irritable. Mis padres han estado muy pendientes, y mi chico ha estado prácticamente a mi lado todo el tiempo. Ayer vino a casa y vimos The vow por la tarde, acostados en el sofá, comiendo palomitas. Estando juntos me sentía menos enferma, pero es lo que siempre sucede: él me hace sentir protegida, y cuando está no parece que yo necesitara mucho más.
    A pesar de que he estado enferma, no me he sentido deprimida. Hoy quizá no estoy muy contenta, pero estoy segura de que es por el cansancio, porque he dormido mucho pero no he descansado. Ser consciente de ello me permite, por lo menos, tener un poco de control sobre la forma en que me comporto en estas condiciones, porque sé que a veces, sobre todo cuando mi estado de ánimo no es el mejor, puedo ser grosera y repelente, y ninguno de los que han estado cuidándome merecen nada por el estilo de vuelta.
    Sigo sintiéndome relativamente bien con mi cuerpo, a pesar de que llevo un par de días quieta. Estoy en mi peso más alto, pero supongo que gracias al ejercicio me veo muchísimo mejor que en cualquier momento de los años anteriores, llenos de ayunos y demás. Creo que nunca dejé de comer para verme bien, pero esa idea es una consecuencia o, si se quiere, una justificación derivada que resulta siendo muy importante. Tengo tres kilos más, pero el abdomen más plano y los huesitos del pecho marcados. El número no me gusta, pero quizá no valga tanto la pena arriesgarme a perder un progreso enorme por una cifra que tampoco se nota realmente.

    Justo ahora creo que haré un poco de orden, me ducharé y descansaré otro poco, porque de verdad me siento muy extraña. Me cuesta muchísimo poner atención y concentrarme en algo, y sólo quiero dormir, así que...

    En fin, un abrazo.

  2. 3 comentarios:

    1. Anónimo dijo...

      Aish qué mal que te enfermaste. :/ Recuperate pronto, ché. ¿Es muy grave lo que tenés o con esos antibióticos se te puede pasar bien?

      Es una pena no poder hacer lo que te gusta, como estudiar o ir al gimnasio, pero es mejor que descanses que sin salud esas cosas no las vas a poder disfrutar.

      Mucha buena vibra desde esta parte del mundo. Un besote. :)

    2. Anónimo dijo...

      Me parece bien que notes que no dejaste de comer para verte bien, porque si sabés que hay cosas de fondo, es más sencillo reflexionar y mejorar.
      Tenés muy linda relación con tu chico! :D

      Lo importante ahora es que descanses. Lo demás se reparará. Cuando una se enferma tiene que cuidarse.

      Un beso

    3. Anónimo dijo...

      Que bueno que cuentes con el apoyo de tu familia y tu chico, a mi tambien me pasa eso con mi novio, cuando estoy con el me siento seguro y bien este como este... :) Qe bueno que puedas mirar para atras y ver un progreso, no solo en no "ayunar" mas y comer sano, si no que estas bien con tu cuerpo y no te hipnotizas por el numero que te marca la balanza, por mas que mucho no te guste (siempre un residuo queda)
      No te exijas ejercicio cuando estas enferma, unos dias de descanso no hacen daño
      Un abrazo enorme! te sigo leyendo :)

    Publicar un comentario