Rss Feed
  1. Happiness is a bed thing.

    jueves, 17 de abril de 2014

    Estoy un poco cansada aunque he dormido mucho y no he salido de casa, pero me siento tranquila y mi estado de ánimo es amable y estable. Sí, estoy un poco sorprendida, para ser honesta. 

    He comido tanto estos días que, a pesar de lo bien que me encuentro, no dejo de pensar en vomitar, pero sé que siempre tiene alguna repercusión negativa y es lo que menos quiero justo ahora. Debo haber subido uno o dos kilos desde esos gloriosos 47,8, pero quiero restarle importancia durante tanto tiempo como sea capaz. He dejado de tocar el tema con mi chico -al que a partir de ahora llamaré J como hace eones porque se me van acabando las palabras comunes para designarlo- por lo menos como antes, y aunque siento que sigue participando en ese aspecto de mi vida, en pocas ocasiones lo hace directamente. Tampoco le mencioné la herida en la muñeca que, por cierto, ya es una cicatriz oscura un poquito sobresaliente, aunque para este momento ya debe tener conocimiento de su existencia. Sin embargo, es más fácil que se entere cuando no es sino un recuerdo de que me quebré y cuando incluso eso ya ha pasado. Es una nueva cicatriz, una bastante visible que debería incomodarme, pero no lo hace. He aprendido que esas marcas son parte de mí y que ocultarlas para agradarle a alguien es lo más tonto que puedo hacer. No me siento orgullosa de los motivos o de lo que acabé haciéndole a mi piel, pero ya no me siento precisamente avergonzada. A veces es un poco difícil hablar de ello, pero la gente que vale la pena entenderá. Si no, fuck it.

    Hablando de J... no nos veíamos desde el jueves y el domingo hicimos el esfuerzo de madrugar para vernos en la mañana, antes de que se fuera a trabajar. A pesar de que a lo largo de todos estos años hemos tenido que adaptarnos mil y una veces a las rutinas y horarios del otro, creo que son esos cambios lo que ha mantenido nuestra relación interesante, no estática. Él es la perfecta combinación entre las mariposas en el estómago, las risas y la cama. Es de verdad increíble cómo me siento entre sus brazos, cómo me fascina su olor, cómo puedo ser una versión tierna o demasiado sexy de mí misma según la situación. Tampoco habíamos pasado tiempo juntos, si se entiende lo que quiero decir, cosa que, ahora que lo pienso, pudo habernos afectado a ambos y desencadenar ciertas discusiones de días atrás.

                        

    Quiero empezar a preparar los exámenes semestrales, que son en cosa de un mes, y en dos estaré saliendo a vacaciones y viajando. La ansiedad por el viaje se ha ido desvaneciendo al punto en que aún teniendo los tiquetes de avión y el pasaporte en las narices todo me resulta demasiado lejano. Sin embargo, quiero subir el promedio académico y sentir que merezco irme y disfrutar esas cinco semanas que estaré fuera.

    Gracias por tomarse el trabajo de pasar por mi blog y comentarlo, ya corresponderé.

    Un abrazo.

  2. 4 comentarios:

    1. Si tuviese que llamar a mi novio por una letra, también sería la J :) Me alegra que las cosas entre vosotros estén volviendo a ir como deben. Son un gran apoyo y una de las causas principales de nuestro estado de ánimo. Mucho ánimo para los exámenes que seguro van geniales! Un beso guapa :)

    2. Anónimo dijo...

      Tienes razon, con el tiempo uno aprende que las cicatrices son señales de nuestras batallas, y que tratar de esconderlas, es como esconder quienes somos. Y si bien no nos sentimos orgullosas del daño que nos hicimos, tampoco deberia darnos verguenza. La gente que nos quiere de verdad lo aceptara y a quien le moleste, bueno, es problema de ellos.

    3. Anónimo dijo...

      A mi me pasa uqe cuando comento en mis entradas que me corto y te dicen " note corten, despues te quedan las cicatrices"... La verdad, no es un buen argumento. Si las cicatrices estan es porque tuvieron que estar, porque tuve que cortarme, son el reflejo de mis decisiones... Ocultarlas para no asustar a alguien tiene sentido, pero a la vez, esa es la que sos, o fuiste, y una cicatriz no te define como persona tampoco...
      Que bueno que las cosas esten asi de bien con tu novio, a veces me siento asi con mi chico: "Él es la perfecta combinación entre las mariposas en el estómago, las risas y la cama"
      Pero lo de nosotros, lo siento en aprendizaje por otro lado, porque recien llevamos 3 meses y tanto el como yo nunca habiamos estado de novios jajaj :)
      Un beso enorme! Ojala sigas bien y puedas compensar lo que hayas comido de mas

    4. Kelly Din dijo...

      Hey hol aprin! Debo decir que el estilo estetico de tu blogg es fantastico & acompado dle modo en que escribes me encanta ♥ te sigo

    Publicar un comentario