Rss Feed
  1. Messy, messy.

    domingo, 28 de febrero de 2016

    Pensé que iba a poder hacer un balance de la primera semana en la universidad, pero fue aplastante. Exactamente como las siguientes tres. En un mes he pasado de la euforia a la depresión, una depresión de esas que te consumen y no te permiten estar más de diez minutos sin sentir que las cataratas del Niágara te salen por los ojos sin ningún motivo en concreto. Uno de esos días me corté con el primer objeto afilado que encontré y alguna otra noche no pude dejar de llorar hasta dormir con J abrazándome. Así que volví a tomar fluoxetina (bendita sea) y he intentado hacer todo lo posible para mantenerme animada, pero no siempre es sencillo. 


    Este año me ha costado un poco más adaptarme al horario y organizar mi tiempo, a pesar de que aparentemente tengo más horas libres y duermo menos. No sé si se deba a la complejidad de ambas carreras o a mi paupérrima condición emocional, pero espero arreglarlo pronto. Los exámenes ya se acercan. Me da muchísimo miedo que mis resultados no sean los esperados, pero lo único que puedo hacer es prepararme para la batalla.
    La práctica en el juzgado ha sido interesante y divertida, estoy con gente en su mayoría agradable, y de momento me va bien. 

    La regla finalmente me llegó después de dos meses de ausencia (normal teniendo en cuenta que planifico con Jadelle), pero el cólico no me dejó dormir tranquila. Hoy me levanté temprano y pasé el día estudiando con calma para una materia que me genera más ansiedad que cualquiera. Ah, ¡ansiedad! Es parte de mí 24/7 y definitivamente quiero mejorar eso, pero no hay tiempo... así que es un círculo vicioso: tengo ataques de ansiedad que me hacen improductiva, pero esos ataques suelen tener origen en la improductividad o algún mal desempeño. Aunque no voy a mentir: salir a la calle sola me produce ansiedad, participar en clase me produce ansiedad, no poder descansar me produce ansiedad, el silencio de mi novio me produce ansiedad (aunque debemos darme un premio porque desde que regresamos de vacaciones no creo haber tenido un reproche infundado de celos), en fin, todo. 


    Estoy muy cansada desde hace días y estoy llena de acné -un poco por el estrés y un poco también por las hormonas-. A pesar de que he estado agobiada, no he dejado de comer y tampoco he bajado mucho de peso. Me dio una peste terrible, pero me obligué a estudiar todos los días y empeoré mucho, sangrando con frecuencia por la nariz y con una mucosidad negra de infección, pero este fin de semana tomé un montón de medicamentos y finalmente puedo respirar.


    Así que, claramente, no ha sido mi mejor comienzo. Sin embargo, no quiero condenar el 2016 de antemano, sé que tengo que esforzarme mucho y, de hecho, mi condición mental es un reto per se, pero lo intentaré con todo lo que pueda.

    Un abrazo, espero que lo lleven mejor que yo.

  2. 4 comentarios:

    1. EmpressO dijo...

      mientras sigas con esa actitud positiva de mejorar e ir arreglando cosas, todo irá bien.
      Ojalá la fluoxetina te ayude a regular el sueño, que eso es lo peor para el cansancio y el desgaste.
      Un besito!

    2. A dijo...

      Buenas, soy nueva por tu blog pero ya te sigo. La ansiedad es de lo peor. Yo tengo mucha y cada dos por tres tengo ataques de ansiedad que me dejan destrozada y sin fuerzas. Espero que todo te esté yendo mejor ahora. Si quieres pásate por mi blog y hazme saber lo que piensas. Besos. ~A.

    3. Gab dijo...

      No te cortes, no lo hagas.

    4. Gab dijo...
      Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    Publicar un comentario